cp16 Las Drogas

Cp16 Las Drogas
Cp16 Las Drogas
cp16-cox-drogas-v1.pdf
Version: 1
95.8 KiB
377 Downloads
Details

¿Por qué los cristianos no deben usar drogas?
Por David Cox
[CP16] v1 ©2008 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
_____________
Porque Cristianos no usan drogas

Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 1 Cor 6:12

Es muy triste de ver que el uso de drogas alucinógenas ya es común. Déjeme limitar este folleto a estas drogas ilegales que la gente usa, las cuales no son recetadas por un medico por una condición de enfermedad, y que generalmente son ilegales en todos los países. Cuando un medico da una receta de una aspirina para el dolor de cabeza, esta droga es legitima para restaurar la salud, y no es una de esas drogas. Este folleto trata del uso de drogas ilegitimas para propósitos de recreación o diversión.

Dos de cada 3 jóvenes en la preparatoria prueban una droga ilegal antes de que se reciban. Si consideramos el alcohol como una droga (lo es), sube a 90%. 30% prueban una droga más fuerte que la marihuana. La primera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años es el manejar borracho.

Las Drogas en la Biblia

W.E. Vine dice (sobre la palabra “hechiceros” en Apoc 21:8) que PHARMAKIA usado como un sustantivo es un hechicero, alguien que usa drogas, hace encantos, brujería. La palabra “farmacéutico” en español viene de la palabra griega, “farmakeia” [G5331], que significa “medicación”, magia, brujería. Esta palabra en sus diferentes formas son las palabras usadas para el concepto de brujería en Gál 5:20; Apoc 9:21; 18:23; y 21:8; 22:15. Tal vez la conexión entre brujería y drogas no es muy claro a muchas personas, entonces vamos a aclararla.

Existen Satanás y los demonios.

Ellos están condenados en prisiones de oscuridad (Judas 1:6; Mat 25:41; 2Ped 2:4), pero tienen una presencia aquí en la tierra por medio de seres humanos quienes les hacen caso, y se prestan a ellos. En turno, ellos cumplen con algo de los deseos de estos seres humanos, aunque siempre sale mal para ellos, porque no hay nada bien que puede salir de estas relaciones.

Entonces por toda la historia, han existido personas (brujos y magos) quienes desobedecen a Dios para buscar y aprender como usar los poderes que estos seres les prestan, y para ser expertos en ello (brujos). A veces saben muy bien claro que hay demonios atrás de todo eso, y a veces son engañados de pensar que es otra cosa, como los secretos de la “madre tierra” (las wicas o druidas) que son principios y secretos impersonales (niegan a Dios) que ellos pueden usar. A veces dicen que son las almas de seres humanos muertos, aunque vemos que el juicio es lo que sigue a la muerte (Heb 9:27), y como el hombre rico y Lázaro (Lucas 16), los dos se fueron inmediatamente a su destino eterno, esperando la resurrección final. Job 7:9-10 Como la nube se desvanece y se va, Así el que desciende al Seol no subirá; No volverá más a su casa, Ni su lugar le conocerá más. O sea, mientras viven, tienen todo de ver con los eventos de la tierra, pero al morir, no tendrán más de ver con los eventos de la tierra hasta la resurrección final. Los seres humanos muertos nunca regresan a hablar o comunicarse con los vivos. Siempre en estas personas hay la necesidad de “hacer contacto” con estos espíritus y por eso usan lo que es la adivinación (brujería). Dios ha puesto la sentencia de muerte sobre las personas quienes “evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinaciónLev 20:27. Pero en esta adivinación, se usan las ayudas para establecer contacto con estos espíritus, como las drogas alucinógenas, el alcohol, unos ejercicios especiales, o aun la música rítmica, o una combinación de ellos, que ponen al celebro en un estado de conciencia alterado, donde es más fácil de “hacer contacto.” El vínculo está entre este estado invocado por los cambios de químicos en el cerebro y comunicación con los demonios.

A la verdad muchos que usan las drogas no entienden este vínculo con los demonios, y ellos las usan por su efecto de sentirse bien. Para esto de exaltar las emociones a un nivel de ser su dios. Cuando las personas ponen las drogas y las experiencias con ellas en el centro de su vida, es idolatría. El sentir el efecto de la droga es lo que ha llegado a ser una adicción muy fuerte. Actualmente aun el alcohol u otras cosas emocionales pueden igualmente hacerse ídolos. Unos tratan de defender el uso de drogas con que es “natural”, hecho por Dios (Gen 1:11-12). Pero hay sustancias naturales que son venenosas que tampoco uno debe ingerir. Por ser natural no quiere decir que no te hace daño. Es el efecto que causa el cual es dañino.

Las drogas no solucionan tus problemas

Pro 23:21 Porque el bebedor… empobrecerán

Muchos empiezan con las drogas alucinógenas por la diversión, pero muchos las usan por que no pueden tratar con los problemas de su vida. Todas las drogas producen una forma de euforia (el “alto” o “high”) que le deja a uno sintiendo “bien”. Esta intoxicación (o en la Bibliael ser borracho) es prohibido por Dios (Rom 13:12-14no en… borracheras… no proveáis para los deseos de la carne”; Gal 5:19-21las obras de la carne, que son… hechicerías (uso de fármacos para el sentir),… borracheras…. Que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.1Cor 6:9-11los injustos no heredarán el reino de Dios… ni los borrachos… heredarán.“) O sea, tal persona quien deja  el sentirse bien dominar su vida por medio de estas cosas pecaminosas, realmente no es una persona con la salvación. Por esto también un fornicario no es salvo. Tiene otro dios.

Las drogas mal afectan tu cuerpo

1Co 3:16-17 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

Estas drogas alteran el cuerpo cuando uno las usa, y además, causan adicciones. Unas pueden matar con la primera prueba. Con un solo uso de cocaína, el mismo sentir puede regresar en años más adelante después de años que la persona terminó de usarla. Además las drogas y alcohol actúan como un veneno al cuerpo en que destruye los órganos y el cuerpo se defiende en contra de la droga para expulsarla. Dañan al cuerpo, a sus tejidos, y a sus órganos.

Las drogas son el arma de Satanás

Las drogas cumplen con los propósitos de Satanás de “hurtar, matar y destruir Juan 10:10. Las drogas y el alcohol tienen un profundo efecto en el ser humano, y básicamente son de aflojar o soltar totalmente las restricciones de la moralidad y la conciencia. Estas intoxicaciones le causan a la persona de no hacer decisiones correctas (Isa 28:7), y por eso un cristiano siempre rehusará las drogas. Bajo su influencia, la persona puede hacer cosas que no hará normalmente “en su juicio cabal,” y por esto son regaladas en bares y cantinas para que libremente hagan sexo, gasten dinero, y se aloquen. Está prohibido operar maquinaría bajo su influencia. Si esto está tan claro aun entre inconversos, ¿Por qué un hijo de Dios querría algo que se le quite su conciencia? ¿No es esto exactamente lo que quiere Satanás de él? Todo esto conviene a Satanás pero no a un hijo de Dios. Dios nos manda lo opuesto, de ser vigilante, siempre guardándonos en contra de las tentaciones (1Tes 5:6-8; 1Ped 1:13-17; 5:8-9; 1Cor 9:25-27). Si la vida cristiana es una relación con Jesús nuestro Salvador, entonces tomando una droga que casi completamente deshabilita nuestras defensas morales para que pequemos es lo peor que puede hacer un cristiano. Mat 6:13 dice que nuestra oración debe ser “Y no nos metas en tentación,  mas líbranos del mal.” 90% de los que usan drogas muy fuertes empezaron con el probar drogas menores.

El uso de drogas es ilegal.

Dios nos manda a ser sujetos a las leyes civiles (Rom 13:1-5; 1Ped 2:13-14; Tit 3.1). El camino de usar drogas es un camino para romper con estas leyes. Además de ser ilegal, el uso de drogas causa más actividad ilegal, como el robar para pagar por las drogas, el mentir para cubrir su hábito, y el maltratar familia y amigos si tratan de sacarle de las drogas.

Somos responsables ante Dios

1Cor 6:20, “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios

Debemos a Cristo por habernos salvado. Por esto, el cristiano vive por esta regla, “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” 1Co 10:31 Simplemente el uso de drogas es un abuso de nuestros cuerpos que un cristiano obediente no va a hacer. Usando el caso del alcohol, Ef 5:17-18 nos avisa, “Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,” Debemos saturarnos con el Espíritu Santo y no con químicos que alteran para lo malo nuestros cuerpos y mentes.

Las drogas causan dependencias

2Pe 2:19 Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. Pedro enseñó que tener una dependencia en algo como una droga o un pecado es de ser esclavo a eso. Las drogas dan el sentir de euforia, que todo está bien, aunque no lo es, es esclavitud. La Biblia exige que vivamos con en control de uno mismo (1Cor 9:24-27; 2Ped 1:6).

Rompiendo la adicción

Fil 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Para romper una adicción, hay unos pasos necesarios. Primero tenemos que darnos cuenta que solo no se puede lograr, y todos nuestros logros llegarán al fracaso. Una adicción es algo tanto espiritual que físico, y sin la ayuda de Dios, no se puede. Se tiene que cambiar el amo de la droga para hacer a Cristo nuestro amo. Con la ayuda de Dios todo se puede. La adicción es física, entonces tenemos que dominar nuestros cuerpos. La adicción es mental, entonces muchas veces tenemos que guardarnos de las imágenes y situaciones que actúan como chispas de encender y arrancar la adicción otra vez. Pro 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. Hay amigos quienes quieren tentarnos a pecar con ellos, pero Pro 1:10 nos exhorta, “si los pecadores te quisieren engañar, No consientas.” Debemos resistir y no tener compañerismo con tales amigos (1Cor 15:33; 1Cor 5:11 habla de separarse de malas influencias).

Más folletos de esta categoría:

Consejos Pastorales

En esta categoría examinamos asuntos y problemas de la gente que es común que los pastores de iglesias van a tratar con su gente. Este incluye asuntos extremos como depresión, suicidio, divorcio, etc. Pero los de familia (relaciones, divorcio, etc) están bajo la categoría de “Familia”.

Homosexualidad y similar asuntos están en esta categoría presente.